En Pizarras y Pizarrones estamos desarrollando un trabajo de campo cuyo objetivo es analizar las preferencias en lecto-escritura de nuestros lectores, así como las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Les pedimos su colaboración para completar una pequeña encuesta anónima que como máximo les insumirá 10 minutos. Les agradecemos su participación ingresando en el siguiente enlace:
Cierre el 31-07-17

sábado, 19 de enero de 2013

Igual salario por igual trabajo

Autoras/es: ANRed
(Fecha original del artículo: Enero 2013)
 
En momentos en que Ricardo Fort tiene un nuevo protagonismo mediático, esta vez con acusaciones de estafa a su inmensa fortuna, la Comisión Interna FelFort denuncia que los derechos de las mujeres trabajadoras de esa empresa son avasallados y han iniciado una campaña para extender esos reclamos a otros sectores que también sufren esas injusticias. Desde ANRed, entrevistamos a los delegados Laura Rojas y Rodolfo Vidal para que nos den detalles de la situación de las mujeres que trabajan dentro de la fábrica de chocolates y nos cuenten los puntos centrales del plan que se propusieron.
Por ANRed- E (redaccion@anred.org)


La campaña por igual trabajo, igual salario
Laura Rojas
El tema de la diferencia del salario entre el hombre y la mujer por igual trabajo yo lo viví cuando trabajaba en las máquinas y me parece justo que todas y todos cobremos lo mismo si hacemos el mismo trabajo. Creo que la mujer se merece la categoría que corresponde por su tarea y no tiene que trabajar siempre como operaria o, cuando mucho, como media oficial. No se trata de pelear contra nuestros compañeros, si no todo lo contrario, tenemos que unirnos para luchar por nuestros derechos como trabajadores que somos.
Rodolfo Vidal
La campaña consiste básicamente en re-categorizar a la mujer trabajadora partiendo de la base de que a igual trabajo igual salario, teniendo en cuenta lo que dice el Convenio Colectivo de Trabajo. Por ejemplo una persona que es idónea en su tarea, como las maquinistas que combinan sus tareas con la parte administrativa porque tienen que hacer los partes de producción y todo, a esas compañeras les corresponde la categoría de oficial. Hoy en en Felfort de aproximadamente 250 mujer hay solamente dos mujeres que por diferentes circunstancias accedieron a esa categoría.
Pero no solamente en esta empresa, sino en la mayoría de las fábricas de la alimentación el techo de categoría es de medio oficial y los del sindicato que firmaron el convenio nunca hicieron nada para elevar a oficial la categoría de la mujer. Firmaron el convenio, y allí está todo muy claro, pero nadie lo hace cumplir.

La campaña incluye la exigencia de guarderías para las madres con hijos pequeños
L. R: Yo soy madre de un nene de nueve años y cuando entré a FelFort él tenía un año y el tema era siempre no tener donde y con quien dejarlo porque o no tengo mamá. Yo resolví el problema porque finalmente mi papá se ofreció a cuidarlo pero él ya es un hombre grande y todo eso fue muy difícil para él y para mí porque mi nene pasó de mano en mano; no tenía quien lo cuide y la empresa nunca brindó nada. Ahora el problema continua porque las mamás, no vienen a trabajar porque no tienen con quien dejar a sus hijos, la empresa toma represalias contra ellas cuando faltan y hasta ahora la única forma de rechazar esos apercibimientos es con una carta documento. A la empresa no le interesa si las compañeras no tienen con quien dejar a sus hijos, con esas palabras directamente responde el jefe de personal.
Lo que la Comisión Interna está pidiendo a la empresa es una guardería y la empresa dice que no. Pero las mamás, como me pasó a mí en su momento, tienen que faltar mucho y si hubiera una guardería en la fábrica ellas vendrían a trabajar y estarían más tranquilas de que sus chicos están seguros y podrían verlos aunque sea un rato en el horario de trabajo. El sindicato nunca pidió nada, si uno iba a plantearles algo era como si nada. Hoy por hoy todavía van a la fábrica y se reúnen con el jefe de personal, ahora no hay ninguna relación con el sindicato.


Campaña por los derechos de la mujer trabajadora
R. V: Esta campaña no solo apunta a la recategorización de la mujer sino también a la defensa de la mujer trabajadora porque es la más acosada tanto laboral como sexualmente. La mujer trabajadora es la más perjudicada, la más perseguida, y la que más sufre el maltrato de las patronales y la que se ve más exigida en las tareas y eso no se ve traducido ni en categoría ni en sueldo. Queremos que los trabajadores reclamemos por lo que nos corresponde porque que una empresa no se pone en funcionamiento cuando los directores se sientan a los escritorios si no cuando los obreros prendemos las máquinas. Tanto la Agrupación Transparente como la Comisión Interna tiene claro que estos problemas no sucede solamente en Felfort sino que se dan también en muchas fábricas de todos los rubros, especialmente en aquellas donde no tienen delegados combativos y esta campaña apunta a salir de Gascón 329 con ese tema, por eso hicimos un primer boletín para extender los reclamos por los derechos de la mujer trabajadora a otras fábricas, en principio, en aquellas donde hayan comisiones internas que estén dispuestos a luchar por ellos porque somos consientes de que sin unidad será imposible ganar.
L. R: Pensamos ir también a otras fábricas a proponer luchar para que se abran guarderías en los lugares de trabajo porque sabemos que en otras empresas pasa lo mismo que en Felfort, porque tanto las mujeres como los hombres (hay hombres que también son solos y con hijos), no tienen con quien dejar a sus nenes y son objetos de represalias y de pérdidas de premios y otras cosas si no pueden ir a trabajar.

La situación de los/as trabajadores en la fábrica de chocolates Felfort
R.V: En esta empresa existen más de 60 reclamos en instancia judicial por diferentes motivos laborales, y algunos de ellos por recategorización. Ya hay cinco de ellos con fallos favorables, pero la empresa los apeló para demorarlos. Nuestro propósito, en primera instancia, es elevar a la categoría de oficial a todas las maquinistas de Felfort porque esto significaría una diferencia importante en sus ingresos y no para los dueños de la fábrica.
L.R: Como mujer quiero recordar que Xoana Torres era una chica que trabajaba por agencia en la empresa desde hacía más de un año, la patronal la despidió cuando estaba embarazada de siete meses. La empresa despide cuando sabe que una mujer está embarazada, acá no tenemos derecho a elegir el momento de ser madres. Pero después de ese caso hubo otro en que una chica perdió el embarazo porque, para no perder el trabajo no quiso decir que estaba embarazada y la pusieron a trabajar en un sector donde se hacía fuerza, ella se desangró en el lugar y cuando la llevaron para ser atendida ya había perdido su embarazo. Luego, por presión de la empresa, ella negó su situación y al poco tiempo también le dieron la baja.

No hay comentarios: