En Pizarras y Pizarrones estamos desarrollando un trabajo de campo cuyo objetivo es analizar las preferencias en lecto-escritura de nuestros lectores, así como las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Les pedimos su colaboración para completar una pequeña encuesta anónima que como máximo les insumirá 10 minutos. Les agradecemos su participación ingresando en el siguiente enlace:
Cierre el 31-07-17

viernes, 25 de enero de 2013

América Latina: Expectativas de los docentes: la desviación social en la educación en sus dinámicas de éxito y fracaso escolar

Autoras/es: / El Flotador - Sociología & TIC
(Fecha original del artículo: Enero 2013)
desmotivacion
Las diferentes expectativas que los profesores depositan en los alumnos de clase trabajadora se reflejan en frases como “lo que estos niños necesitan es lo básico”, “a estos chicos no se les puede enseñar nada. Sus padres no se preocupan por ellos, y ellos no tienen ningún interés.” *.  Los profesores de alumnos de clase trabajadora solo intentan mantenerlos ocupados y distraídos durante las clases; mucho cambia la predisposición de los profesores respecto a los alumnos de clase media puesto que intentan enseñarles “lo que necesitan para la secundaria y quizá para la universidad” , “quiero asegurarme de que entendéis lo que estáis haciendo”. Mientras que los alumnos de clase trabajadora solo copian, memorizan datos, no piensan por sí mismos ni elaboran un discurso argumental, los profesores de los alumnos de clase media “ponen menos énfasis en la retención  de hechos y en el desarrollo de habilidades”.  De los alumnos de familias acomodadas esperan que “los niños aprendan de la experiencia. Quiero que piensen por sí mismos”.
El cambio de percepción más sustancial se da en la escuela de elite para ejecutivos donde los profesores creen que “estos chicos son triunfadores. Saben lo que son; hay una estructura de clase en esta sociedad y estos niños están arriba” “son guapos, como sus padres. Incluso parecen ejecutivos”.  Autores como Lemert,  Rist,  Rosenthal y Jacobson ya han tratado este tema.  Aplican estas teorías para explicar la desviación social en la educación en sus dinámicas de éxito y fracaso escolar. El profesorado se crea ciertas expectativas, a partir de su clase social de origen, físico, vestimenta, etc, que al final acaban por cumplirse. Es la profecía que se cumple a sí misma (efecto pigmalión). El enfoque del etiquetado permite que se examine lo que sucede dentro de las escuelas y sus mecanismos de evaluación. Los grupos sociales crean desviados al hacer leyes cuya infracción constituye una desviación a individuos concretos y clasificarlos como marginales. Los profesores esperan menos de los alumnos de clase trabajadora que los de clase media alta. Esas expectativas son asumidas por los alumnos que, en muchas ocasiones, generan una cultura contra la escuela, se revelan contra ella. Se alejan del profesor y se desvían del camino estudiantil para acabar abandonando el colegio y acabar ejerciendo un trabajo no cualificado tal y como pronosticaban sus profesores.

*Jean Anyon, en 1980, se preocupó por comprobar mediante una investigación hecha en 5 centros educativos de Nueva Jersey ( Estados Unidos), las teorías de Bowles y Gintis (1976) que plantean que las escuelas públicas hacen diferencias en la experiencia educativa de los alumnos según su clase social.

No hay comentarios: