En Pizarras y Pizarrones estamos desarrollando un trabajo de campo cuyo objetivo es analizar las preferencias en lecto-escritura de nuestros lectores, así como las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Les pedimos su colaboración para completar una pequeña encuesta anónima que como máximo les insumirá 10 minutos. Les agradecemos su participación ingresando en el siguiente enlace:
Cierre el 31-07-17

miércoles, 9 de enero de 2013

ATENTADO EN ZONA MAPUCHE

Imagen:Carlos A Martnez J | @camartinezj
Imagen: Carlos A Martínez J | @camartinezj
NACION MAPUCHE

El empresario Werner Luchsinger y su esposa mueren durante grave atentado incendiario en La Araucanía
Autoras/es: Resumen Latinoamericano

Viernes 4 enero 2013 |
Un nuevo atentado se registró la madrugada de este viernes en el sector de General López de la comuna de Vilcún, a 25 kilómetros de la capital de la región de La Araucanía.
(Fecha original del artículo: Enero 2013) 

Un grupo de al menos 20 encapuchados llegó hasta el fundo Palihue, propiedad del empresario de 75 años Werner Luchsinger Lemp, prendiéndole fuego a la casa patronal que resultó completamente destruida.
Al lugar arribaron los servicios de emergencia para controlar el siniestro, descubriéndose dos cuerpos calcinados, según confirmó el fiscal Miguel Ángel Velásquez a Radio Bío Bío.
En un primer minuto se evitó confirmar o descartar si ambos cadáveres correspondían Luchsinger y de su esposa Vivianne McKay, quienes habían sido dados por desaparecidos. Por lo anterior, se debió esperar los análisis para dar con las identidades, lo que se vio dificultado por el estado en el cual quedaron los cuerpos encontrados.
No obstante, el Ministerio Público confirmó posteriormente que los muertos corresponden al empresario y su cónyuge, ambos adultos mayores, cuyos restos fueron derivados hasta el Servicio Médico Legal, para ser periciados y establecer la causa de muerte.
Carabineros informó que uno de los encapuchados fue detenido durante un enfrentamiento con personal policial que se encontraba en las cercanías, siendo derivado sin embargo hasta el Hospital Regional de Temuco, debido a que presentaba una herida de proyectil de carácter menos grave a la altura del pecho.
El incendio sucedió tras una serie de ataques ocurridos las últimas semanas en la denominada zona roja del conflicto mapuche, en territorios que son reivindicados por derechos históricos por ese pueblo, que representan hoy poco más de 700.000 personas.
Junto a la casona destruida, Carabineros encontró panfletos haciendo alusión a la muerte de Matías Catrileo, uno de los 13 indígenas muertos desde que en la década de de 1990 se reactivaron sus reivindicaciones de tierras.
Este atentado coincide con en el llamado a movilización realizado por diversas organizaciones desde el 1 hasta el 10 de enero, asegurando que “toda manifestación es válida” para reivindicar la causa mapuche y recordar la muerte del comunero, quien fue asesinado el 2008 en la Araucanía.

Dicho crimen se registró en el fundo Santa Margarita, de propiedad de Jorge Luchsinger, primo hermano del empresario que habría perdido la vida en el atentado incendiario registrado este viernes.
Durante los últimos días, en Temuco aparecieron pintadas precisamente contra la familia Luchsinger y a favor de la causa mapuche, recordado el crimen de Catrileo ocurrido hace 5 años.
El fundo Palihue no contaba con protección policial, debido a que no era reclamado por alguna comunidad mapuche de la zona.
Ningún grupo mapuche se ha reivindicado hasta ahora como autor de los ataques.

Confirman que el empresario y terrateniente  Werner Luchsinger se defendió a balazos durante atentado incendiario

Viernes 4 enero 2013 |

El general de la Novena Zona de Carabineros, Iván Bezmalinovic, reveló antecedentes que hablan de la resistencia que presentó la familia Luchsinger-Mackay al momento de ser atacados en su granja. La bala que impactó en el pecho al único detenido la habría disparado el agricultor.

Werner Luchsinguer Lemp junto a su esposa, Vivian Silvia Mackay González, intentaron infructuosamente repeler el ataque a la granja Lumahue disparando a los agresores. Esto lo señaló el general Bezmalinovic, quien afirmó que Luchsinguer utilizó un arma de fuego de calibre inferior, haciendo fuego desde el segundo piso.
El general jefe de zona aseguró que fue el personal de Carabineros que ingresó por el sector de Tres Cerros, comuna de Padre Las Casas, quienes advirtieron la presencia de dos fugitivos y lograron apresar a uno. Sin embargo, la densa neblina impidió la utilización de la cámara térmica del helicóptero institucional que desde hace una semana opera en la región para detener al segundo.
Iván Bezmalinovic dijo que se encontraron en el lugar del siniestro panfletos relacionados con la causa mapuche pero no pudo precisar su contenido.

Chile invoca la Ley Antiterrorista tras la muerte de un empresario y de su esposa

El supuesto atentado terrorista contra el empresario Werner Luchsinger, de 75 años, y su esposa Vivianne Mckay, ha causado una gran conmoción y polémica entre la comunidad indígena, los ciudadanos y los políticos chilenos. El matrimonio falleció calcinado esta madrugada dentro de su casa del fundo Lumahue, en la región de La Araucanía, a unos 700 kilómetros al sur de Santiago.
Los hechos se produjeron cerca de la 01:00 de la madrugada de este viernes, cuando varios desconocidos entraron en la propiedad y quemaron la vivienda. Hasta el lugar llegó el cuerpo de bomberos que apagó el incendio y se encontró dos cuerpos calcinados en el interior de la casa. Horas después, la policía chilena anunciaba que los fallecidos eran el dueño del fundo y su esposa, que se encontraban desaparecidos desde el día anterior.
Hasta el momento, la policía chilena ha detenido a una persona. Se trata de Celestino Cerafín Córdova Tránsito, de 26 años, quien fue capturado por Carabineros a 500 metros del lugar del incendio. El sujeto pertenece a la comunidad mapuche de Lleupeco y, en estos momentos, se encuentra internado en el Hospital de Temuco después de haber recibido un impacto de bala en el pecho durante un enfrentamiento con las fuerzas del orden del país.
En el lugar de la tragedia se han hallado panfletos que aluden al quinto aniversario de la muerte de Matías Catrileo, un joven activista mapuche (el grupo indígena más numeroso de Chile) muerto en 2008 tras recibir un disparo por la espalda de la policía.
El pasado día 3 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de Catrileo, un grupo de desconocidos incendió un camión en la región de La Araucanía, mientras que en la capital chilena se registraron disturbios al término de una manifestación en apoyo del movimiento mapuche.

Ley Antiterrorista

El gobierno de Chile ha condenado los hechos y ha anunciado que no va a tolerar actos de terrorismo, por lo que pretende querellarse contra los supuestos responsables del asesinato. Para ello invocará la polémica Ley Antiterrorista, instaurada por el Ejecutivo de Augusto Pinochet. Esta ley puede imponer penas hasta tres veces superiores para delitos comunes como incendios o tomas ilegales de terrenos. En los últimos diez años, la ley ha sido aplicada en unas veinte ocasiones.
"Vamos a presentar una querella por Ley Antiterrorista. Estamos en presencia de una acción concertada con el propósito de causar temor a la población que vive en ese sector y en esa región y por eso hemos invocado dicha ley", ha comunicado el ministro del Interior, Andrés Chadwick. El titular de Interior añadió que estos hechos "no tienen relación con el pueblo mapuche", sino "con un grupo muy menor, muy pequeño, pero que desarrolla acciones extremistas".
Sebastián Piñera, presidente de Chile, ha suspendido su agenda durante esta jornada y ha viajado a la región de La Araucanía para analizar las acciones que tomará el ejecutivo contra los actos de violencia ocurridos.
"Queremos reafirmar que este gobierno va a seguir trabajando para combatir la violencia y el terrorismo, y para eso vamos a utilizar todo el rigor de la ley", dijo Piñera. "Esta lucha es contra una minoría de delincuentes y terroristas, que deben ser combatidos con todas las herramientas de las que dispone el Estado de derecho". "Esta lucha no es contra el pueblo mapuche, sino que una minoría de delincuentes", agregó el mandatario chileno.
Entre otras medidas, han anunciado que se recalificará la querella que fue presentada hace algunas semanas atrás, por otro atentado incendiario. Además, se ha aumentado la dotación policial en la zona, donde hay unos 400 efectivos, dos helicópteros y 10 carros blindados.
Como medidas adyacentes se pretende crear una zona de control y de seguridad. Un equipo jurídico especial, al que se le sumarán investigaciones de la Agencia Nacional de Inteligencia, tratará de "aumentar la eficacia de la lucha contra el terrorismo en esta región".
Los medios de comunicación afines a la comunidad indígena mapuche, integrada por más de 700.000 personas, han anunciado que se están intensificando los ataques al 'pueblo mapuche' y que el ejecutivo ha iniciado una campaña de políticas públicas para

apropiarse de las tierras que les pertenecen. Según ellos, el gobierno apoya los intereses de las empresas forestales que plantan monocultivos de especies exóticas de pino y eucaliptus.

A cinco años de la muerte de Matías Catrileo ¿No es suficiente?
POR LUÍS GARCÍA HUIDOBRO  -  TEMUKO, PAIS MAPUCHE  -  03 / 01 / 03
"Recuerdo haber indicado que sólo participarían mapuche –cuenta Héctor Llaitul en su libro– y, luego, señalé la presencia de un joven que no respondía a nuestras características físicas. Entonces él me emplazó y subrayó con convicción su apellido: Catrileo, dijo y repitió: Catrileo”.

Poco tiempo después, un 3 de enero de hace 5 años atrás, los comuneros de la comunidad Juan Catrilaf II ingresaron al entonces fundo de Jorge Luchsinger, un agricultor que no se hacía problema en decir que
“no es posible que entreguen tierras a mapuches, va a ser una miseria absoluta, porque ellos no trabajan… no van a dejar de ser miserables… el indio no ha trabajado nunca. El mapuche es un depredador, no tiene capacidad intelectual, no tiene voluntad, no tiene medios económicos, no tiene insumos, no tiene nada… el mapuche es ladino, es torcido, desleal y abusador”.

Ese día en Santa Margarita
–hoy Yeupeko-Katrileo– fue asesinado el militante de la Coordinadora Arauco Malleco Matías Catrileo, con un disparo de UZI por la espalda, no un balín de goma. “Pégale un balazo” se escucha en la grabación de las comunicaciones institucionales de Carabineros de Chile después de que Walter Ramírez da cuenta de que los comuneros estaban con piedras y palos y habían prendido fuego a unos fardos.

“Me dieron cabros”, dijo. “Nosotros en un principio pensamos que había sido un disparo de escopeta –relata un comunero de Yeupeko– un peñi lo abrazó y lo llevó hasta el canal, allí intentó saltar y cayó al canal. Uno de nosotros bajó y ahí se dio cuenta de que era un balazo y ya a Matías no le estaba quedando aliento (en eso Carabineros seguía disparando), mientras el resto buscaba unos pedazos de alambre y unas varas de álamo para poder sacarlo rápido. Le pusimos una chaleca por debajo del brazo para sacarlo, le amarramos el alambre e intentamos sacarlo Hicimos una camilla con las dos varas de álamo y lo subimos y comenzamos a correr, pero carabineros nos seguía disparando, las balas nos rozaban las cabezas pero seguíamos corriendo y agachados y con Matías muerto.

http://4.bp.blogspot.com/-8-sF6SgBP1I/UOgpArUL6AI/AAAAAAAAZ6o/4bmAmbrXsxg/s320/bm-image-729514.jpegMientras, Patricia Troncoso, condenada por Ley Antiterrorista junto a varios comuneros mapuche, cumplía 85 días en huelga de hambre. Sus compañeros habían desistido pocos días atrás. El último de ellos, Héctor Llaitul, con 81 días sin comer. Poco tiempo después Llaitul sale absuelto. La causa de Patricia, Jaime Marileo, José Huenchunao y los otros condenados por Ley Antiterrorista se encuentra actualmente en la Corte Interamericana.

El 16 de julio del 2009 es arrestado nuevamente en Osorno el
“Comandante Héctor” como lo llamaba El Mercurio. Pero sus compañeros lo llamaban “el Negro”. Es acusado de ser el autor intelectual de una supuesta emboscada terrorista al fiscal Mario Elgueta en Puerto Choque. En los meses siguientes se apresará a decenas de comuneros mapuche.

Alberto Espina, Andrés Allamand, Sebastián Piñera y el Fiscal Ljubetic, con publicidad de La Tercera, El Mercurio y Canal 13 juran de guata que la CAM fue entrenada por las FARC en Colombia. Poco tiempo después, el ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, dice que no fue mala intención de sus amigos
–así los llama– Espina, Allamand y Piñera, sino que fueron engañados por una operación de inteligencia en Colombia. El gobierno aplicó de todas formas la Ley Antiterrorista.

El 12 de agosto muere de un balazo por la espalda Jaime Mendoza Collío. El general Iván Bezmalínovic por esa causa tiene una querella por falso testimonio y presentación de pruebas falsas en la fiscalía militar.

Entre el 12 de julio y el 12 de octubre del 2010 se lleva a cabo una nueva huelga de hambre mapuche contra la Ley Antiterrorista y la justicia militar en distintas cárceles. Entre el 15 de marzo y el 6 de junio del 2011 los 4 ya condenados en el caso Elgueta otra vez ayunan por la misma causa.

El año 2012 ha sido duro. El 2 de abril murió de un balazo el sargento Hugo Albornoz durante un allanamiento en Wente Wingkul Mapu. El 2 de septiembre es muerto a balazos en un asalto Héctor Gallardo Aillapán en San Ramón y el 20 de diciembre muere acuchillado el cuidador de una parcela en Las Vegas de Antiquina, Osvaldo Zapata Gutiérrez. Estas muertes han sido condenadas por los dirigentes presos de la Coordinadora Arauco Malleco, quienes han llamado reiteradamente a no atacar personas y tener claridad de que la lucha mapuche es contra el capital de las grandes forestales y en defensa de sus territorios, no contra parceleros pobres.

El 14 de noviembre del 2012 Héctor Llaitul y Ramón Llanquileo otra vez comienzan huelga de hambre, reclamando haber sido juzgados dos veces paralelamente, declarándolos inocentes el Tribunal Militar y culpables la justicia civil. En esta última por un testimonio secreto permitido por la Ley Antiterrorista, a pesar de que la condena al final dice que los hechos no son terroristas.

Así llegamos al 3 de enero del 2013. Héctor Llaitul cumple 314 días de su vida en huelga de hambre (20 y 81 días el 2007, 81 el 2010, 82 el 2011, y lleva 50 el 2012), Ramón Llanquileo ha hecho 213 días de huelga sólo por las irregularidades en el caso Elgueta. Y en la otra cara de esta moneda, el asesinato de Matías Catrileo, como todos los que entran al sistema de justicia militar, sigue impune. Por el contrario, son la madre y la hermana de Matías las que en numerosas ocasiones han estado detenidas por exigir justicia.

El fallo final de la Corte Suprema alabó a Walter Ramírez diciendo textualmente que
“lo que impulsó al enjuiciado a actuar de la forma como lo hizo, fue un mal entendido sentido de cumplimiento del deber, con un celo exagerado, proponiéndose el mejor servicio de su cargo público, con el convencimiento de que obraba a favor del orden jurídico, por una razón justa, ejecutando un mandato legítimamente otorgado por autoridad competente, por lo que tal conducta merece ser reconocida en los términos que dispone la norma en cuestión”. “Orgullo” para la institución.

La muerte de Matías Catrileo fue una señal de alerta. Muchos pensaron ahí que el Estado de Chile buscaría una solución al conflicto territorial. Desde entonces han sido 5 años perdidos y estamos donde mismo, o peor. No nos escandalicemos pues la verdad es que sigue rindiendo fruto político para un candidato visitar la zona y pedir más mano dura en vez de plantear una solución al conflicto, a pesar de las muertes de Jorge Suárez Marihuán, Alex Lemún Saavedra, Agustina y Mauricio Huenupe Pavián, Julio Huentecura Llancaleo, Zenón Díaz Necul, Juan Collihuin Catril, Matías Catrileo Quezada, Jaime Mendoza Collío, José Toro Ñanco, Hugo Albornoz Albornoz, Héctor Gallardo Aillapán y Osvaldo Zapata Gutierrez
… ¿No será suficiente ya?
fuente: Azkintuwe, web mapuche

No hay comentarios: