En Pizarras y Pizarrones estamos desarrollando un trabajo de campo cuyo objetivo es analizar las preferencias en lecto-escritura de nuestros lectores, así como las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Les pedimos su colaboración para completar una pequeña encuesta anónima que como máximo les insumirá 10 minutos. Les agradecemos su participación ingresando en el siguiente enlace:
Cierre el 31-05-17

lunes, 14 de noviembre de 2016

Hablar de la muerte a los niños (no es tan obvio como parece)

Autoras/es: Jesús Jarque*
Hace unas semanas, una madre muy apurada me vino a consultar cómo decirle a su hijo pequeño que una tía suya había muerto.
El tema de la muerte es un tema delicado, casi siempre evitado, pero por el que los niños preguntan en ocasiones. Algunos consejos prácticos sobre cómo afrontar esta situación:
(Fecha original del artículo: s/d)

1.- Es conveniente explicarles a los niños el ciclo de la vida tanto en las personas como en el resto de seres vivos: nacemos, crecemos, vivimos y finalmente todos morimos.

2.- También es adecuado que sepan que las personas suelen morir mayores, pero que en algunos casos, pueden morir a cualquier edad, por una enfermedad, un accidente…

3.- No es conveniente explicarles que la persona se ha ido “de viaje”, porque eso inculca la falsa creencia de que volverá. Deben dejarle claro que la persona que ha muerto no volverá jamás.

4.- ¿Cómo decírselo? Lo mejor es que el papá y la mamá se sienten tranquilamente con él y le digan que tienen que contarle algo importante, y de esa forma le comuniquen la noticia. Si el niño expresa sus sentimientos, deben dejarlo que lo haga libremente y hasta cierto punto, pueden compartirlos: “nosotros también estamos muy tristes”. Los niños suelen ser más comprensivos que los adultos. No demoren demasiado el comunicarles la noticia.

5.- Evitar cualquier sentimiento de culpabilidad. El niño no puede creer ni pensar que el ser querido se ha muerto por su culpa o por su mal comportamiento.

6.- Algunos niños preguntan que dónde se ha ido la persona fallecida. Si tienen creencias religiosas, pueden explicárselo desde este punto de vista. “Está en el cielo” es una explicación que los niños comprenden muy bien, tanto desde el punto de vista trascendente como cultural.

7.- Es normal que los niños pasen una fase de duelo como los adultos, otros sin embargo, no expresan sus sentimientos verbalmente. Para otros niños su desahogo suele ser a través del juego o de dibujos. En todo caso, deben proporcionarle apoyo afectivo, comprensión y facilitarles, sin agobios, que expresen sus sentimientos.
*Jesús Jarque García, pedagogo y orientador en un colegio de Educación Infantil y Primaria de Castilla La Mancha.


No hay comentarios: