En Pizarras y Pizarrones estamos desarrollando un trabajo de campo cuyo objetivo es analizar las preferencias en lecto-escritura de nuestros lectores, así como las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Les pedimos su colaboración para completar una pequeña encuesta anónima que como máximo les insumirá 10 minutos. Les agradecemos su participación ingresando en el siguiente enlace:
Cierre el 31-05-17

miércoles, 13 de agosto de 2014

“La inmiscusión terrupta”. Julio Cortázar

Lenguaje, comunicación, invención…

Autoras/es: Julio Cortázar, con comentarios de Stella Maris Torre
(Fecha original del relato: 1969)

En 1969, se publicó la obra de Julio Cortázar titulada Último Round. En ella está incluido el cuento La inmiscusión terrupta, escrito en gíglico, un lenguaje inventado por él.
La característica de este cuento es que se infaventa las malabras y amostiga el mulcho, por lo que es muy fano para diversos fines paravénticos.

Debajo disponen de:
  • El texto completo del relato: Muy recomendable para pensar qué decimos, qué queremos decir, cómo lo hacemos, qué inventamos al decir, si significa algo lo que decimos, qué nos comunica y nos incomunica de nuestro lenguaje, del de nuestros alumnos, qué límites tiene nuestro lenguaje, cuántas formas hay de decir lo mismo, cuánto puede significar una sola cosa, qué podemos crear, imaginar, sugerir, deshacer y hacer con las palabras, en la educación y en la vida en general. Y muchas otras cosas…
  • Dos videos basados en el mismo: Es muy sugerente observar, con esto también, las diferentes maneras de contar una misma historia, de ilustrar un mismo cuento.
  • Una secuencia didáctica: ideada en uno de los talleres de Expresión Oral y Escrita del Instituto Joaquín V. González
  • Reflexión pedagógica: a cargo de la Profesora Marta Marucco
¡Esperamos que les melgue!

Texto del relato: LA INMISCUSIÓN TERRUPTA

Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca a la Tota y ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Pero la Tota no es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.

-¡Asquerosa! –brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazoca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivolarle un suño a la Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abroncojantes bocinomias. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre a la Tota sin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de ésas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgándose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las gladiofantas.

-¡Payahás, payahás! –crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rijo enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.

-¿Te das cuenta? –sinterruge la señora Fifa.

-¡El muy cornaputo! –vociflama la Tota.

Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafotos en plena tetamancia; son así las tofifas y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y se quedan tan plopas.

Videos

El primero, una versión con teatro de muñecos, está narrado por el propio Cortázar, y es idea de Mariana Frare.

El segundo es un cortometraje dirigido por Sandra García Rey, realizado en 2006 como práctica en 4º año de Ciencias de la Información.


Secuencia didáctica
1.- Leer el mencionado relato de Julio Cortázar
2.- Describir o explicar cómo lograron comprenderlo.
3.- Proponer una “traducción” de los neologismos al castellano convencional.
4.- Leer a continuación el artículo de Daniel Cassany “Las palabras y el escrito”.

Reflexión Pedagógica
Se trata de una experiencia de lectura, vista ésta como proceso interactivo. Nosotros, como lectores, tendremos que completar lo que ellos, los autores, no dicen. 
El autor "omite" porque no pone todo en palabras. Y esto es porque presupone lo que el lector ya sabe. es el caso de La inmiscusión terrupta de Julio Cortázar.
Cada lector reconstruye el texto, pero... ¿se admite cualquier interpretación del mismo?
El lector predice, supone, infiere, verifica, corrige o sigue avanzando...
El texto literario es muy distinto al texto académico. El primero es polisémico; en el segundo no se pueden permitir libres interpretaciones.
¿Qué queremos decir con esto acerca del texto literario? Que el lector reconstruye el texto escrito del autor.
¿Qué conocimientos pueden ayudar al lector en esta tarea?. El conocimiento:
  • del género textual
  • del autor
  • de la pelea entre las mujeres (en el caso de este relato), lo cual implica un conocimiento de las relaciones humanas, es decir, de lo que los lingüistas llaman "conocimiento del mundo"
  • de la gramática y sintaxis en función del texto.
Por lo tanto, se generan problemas de reconstrucción si:
  • el lector no posee esos conocimientos.
  • al docente lo dejamos solo sin herramientas.
Lectura del mundo, lectura de la palabra...

M.M.
Bibliografía:
http://institutojvgonzalez.buenosaires.edu.ar/ingles/material/eoye-material-bianchi.pdf
http://bibliorios.blogspot.com.ar/2007/12/la-inmiscusin-terrupta-de-cortzar.html
http://elblogdejuanjo.wordpress.com/2008/05/05/la-inmiscusion-terrupta-dos-versiones-en-video-lenguaje-comunicacion-invencion/
Fuente: 
Julio Cortázar (1969), Último round. Editorial Siglo XXI, 1974
Asesora pedagógica: 
Marta Marucco


1 comentario:

Exza Zamná dijo...

Me parece muy buena la forma en que se lleva la secuencia. Es muy orientador para el manejo de textos literarios. Gracias.