martes, 10 de mayo de 2011

La educación en el contexto de la crisis de la modernidad

Autoras/es: Stella Maris Torre
(Fecha original del artículo: Mayo 2006)
Formularé a continuación tres enunciados que intentan contribuir a definir el campo problemático de la filosofía de la educación en el contexto de la crisis de la alianza modernidad y educación. Quisiera hacer una aclaración previa, y es que considero que este campo se define según la concepción de educación que se tenga en determinado contexto. Así, el campo problemático quedará expuesto al asumir ese pensar situado del que hablábamos en el artículo El campo problemático de la Filosofía de la Educación. Tensiones, es decir, una determinada concepción filosófica en determinado tiempo y lugar que entendamos dé cuenta de este objeto teórico tan complejo que es la educación. Y aquí asumiré la postura del pensamiento crítico.

Primer enunciado:
(siguiendo a Cifelli (2005)[i]) la educación puede ser estudiada “autónomamente”, en la medida en que aceptamos una racionalidad plural, una racionalidad contaminada y una racionalidad fuertemente comprometida con las prácticas sociales, con los acontecimientos y con la constitución de los sujetos. En este sentido, la pedagogía puede ser vista como parte del pensamiento crítico, que se ejerce sobre las prácticas pedagógicas y que intenta dar cuenta, tanto de la formación y circulación de discursos pedagógicos, como de la constitución de sujetos pedagógicos.

Segundo enunciado: (siguiendo a Cifelli (2005) [ii])es importante que sepamos distinguir el problema teórico de la pedagogía, como una forma de concebir la educación a partir de un pensamiento crítico sobre las prácticas educativas, de muchos problemas teóricos, que están presentes en las prácticas educativas, pero que pertenecen a otros campos teóricos. El campo problemático de la educación, que no es cualquier socialización, sino la que se hace mediante la enseñanza, y no cualquier enseñanza, sino la que se hace mediante criterios de legitimación normativamente públicos, sería imposible definir un problema didáctico, o de historia de la educación o de sociología de la educación, o de psicología de la institución escolar, etc.

Tercer enunciado: (siguiendo a Kohan[iii], en función de lo dicho más arriba al referirnos al autor) la propia historia de la filosofía de la educación y la propia enseñanza de la filosofía de la educación constituyen un campo de investigación para los filósofos de la educación contemporánea, porque “la filosofía de la educación se empobrece cuando no mira su historia”.



[i] Cifelli, P. “Notas a modo de ‘Manifiesto’ sobre Educación y Pensamiento crítico” presentadas en las Jornadas del Area de Teoría y Filosofía de la Educación (9 y 10 de agosto de 2005) “Campo pedagógico y campo educativo: discusiones frente a la fragmentación del objeto” (Esta contribución se encuentra desarrollada en el artículo Cullen, C. “Racionalidad y Educación, problemas teóricos y epistemológicos de la educación”, del volumen colectivo Filosofía, cultura y racionalidad crítica, Carlos Cullen, comp. Ediciones La Crujia, Bs. As., 2004.)

[ii] Cifelli, P. “Notas a modo de ‘Manifiesto’ sobre Educación y Pensamiento crítico” presentadas en las Jornadas del Area de Teoría y Filosofía de la Educación (9 y 10 de agosto de 2005) “Campo pedagógico y campo educativo: discusiones frente a la fragmentación del objeto” (Esta contribución se encuentra desarrollada en el artículo Cullen, C. “Racionalidad y Educación, problemas teóricos y epistemológicos de la educación”, del volumen colectivo Filosofía, cultura y racionalidad crítica, Carlos Cullen, comp. Ediciones La Crujia, Bs. As., 2004.)

[iii] Kohan, W. “Filosofía de la Educación. Algunas perspectivas actuales” en Aula, Nº 8. Ediciones Universidad de Salamanca. 1996. pp. 141-151